To avoid conflicts at school, it is better for families not to get too involved.

Scientific Evidence Platform Hoax To avoid conflicts at school, it is better for families not to get too involved.
0 10 Comments

It is necessary to keep families out of the school context because they are a source of problems, they express their opinions about what they do not know and are criticize the desitions taken by the school very often.

Categories:
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
10 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Laura Natividad

The commitment of families is one of the most powerful predictors of a child’s educational development and success in school and life, as families play an important role in their children’s learning, and their involvement in school will contribute to this commitment.

Scientific evidence:

https://globalfrp.org/Articles/Joining-Together-to-Create-a-Bold-Vision-for-Next-Generation-Family-Engagement-Engaging-Families-to-Transform-Education

Díez, J., Gatt, S., & Racionero, S. (2011). Placing Immigrant and Minority Family and Community Members at the School’s Centre: the role of community participation. European Journal of Education46(2), 184-196. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1465-3435.2011.01474.x
Gatt, S., Ojala, M., & Soler, M. (2011). Promoting social inclusion counting with everyone: Learning Communities and INCLUD‐ED. International Studies in Sociology of Education21(1), 33-47. https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/09620214.2011.543851

1
1
Last edited 7 months ago by Marta Font
Marta Font

And studies carried out in different contexts point out in the same direction. For example, Sheldon and Epstein (2002) found that “the more family and community involvement activities were implemented, the fewer students were disciplined by being sent to principals’offices or given detention or in-school suspension” and Hamlin and Li (2020) showed that “school-based parent volunteering is associated with improved school safety”

REFERENCES
Hamlin, D., & Li, A. (2020). The relationship between parent volunteering in school and school safety in disadvantaged urban neighborhoods. Journal of School Violence19(3), 362-376. https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/15388220.2019.1700801

Sheldon, S. B., & Epstein, J. L. (2002). Improving student behavior and school discipline with family and community involvement. Education and urban society35(1), 4-26. https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/001312402237212

1
Carmen Cholbi

Verdaderamente, ¿para evitar conflictos en la escuela, es mejor que las familias no se involucren demasiado? Las escuelas necesitan de las familias, pues estas son un elemento fundamental para el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños y niñas. Por lo tanto, se necesita de la implicación, participación y labor de las familias para que aquello que se trabaje en la escuela no simplemente se quede en el aire, sino que estas refuercen y contribuyan a favor de lo que se trabaje, como, por ejemplo, el saber gestionar y solucionar conflictos, ser solidarios/as, respetuosos/as… Es por eso que, las escuelas deben abrir las puertas a las familias. Como señalan dos escritores “Las familias tengan toda la información posible acerca de lo que ocurre en el centro y afecta a sus hijos. Otro elemento clave para favorecer la participación y la implicación sería la generación de confianza, y para ello son necesarios los canales de comunicación, entre los agentes de la comunidad educativa, especialmente entre familias y docentes. Se parte de que ambos colectivos deben mostrar un mismo mensaje, una misma visión acerca de la educación, ante los hijos/estudiantes, ya que en el caso de que sean disonantes repercutirá negativamente en todo el proceso educativo.” (Sergio Andrés Cabello, Joaquín Giró Miranda, 2016)

Además, encontramos información como que “Diversos estudios en los últimos años demuestran como una mayor participación de los padres en la educación de sus hijos, mejora los resultados que estos obtienen, mejorando también el clima en el que se desarrolla su proceso de enseñanza aprendizaje, ya que las familias pasan a tener un papel protagonista junto con sus profesores en el mismo.” (LUIS MANUEL MARTÍNEZ DOMÍNGUEZ, 2019, pág. 112)

En definitiva, podemos afirmar que, para poder evitar, gestionar, solucionar conflictos y demás situaciones, es necesario la implicación de las familias, por eso el primer paso es que los mismos centros escolares den dar paso a la participación e implicación de las madres y padres, para así favorecer la enseñanza de sus hijos/estudiantes. Entonces, hay que partir de esta base y reconocer que las familias sin ninguna duda, en los centros educativos son un gran elemento clave.

REFERECIAS BIBLIOGRÁFICAS: 

LUIS MANUEL MARTÍNEZ DOMÍNGUEZ. (2019). ESCUELA DE FAMILIAS. Madrid: DYKINSON, S.L. Meléndez Valdés, 61. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7263323

Sergio Andrés Cabello, Joaquín Giró Miranda. (2016). La participación de las familias en la. Revista de Evaluación de Programas y Políticas Públicas, Núm. 7 (2016), pp. 28-47.  http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:revistaREPPP-2016-7-5005/Participacion_familias.pdf     

 
 

1
Paula Queralt Gil

Tras diferentes estudios se ha demostrado que la participación de las familias es fundamental en el ámbito educativo. Por lo tanto, podemos decir que esta afirmación es errónea, ya que existe una amplia evidencia que indica que la participación de las familias en la escuela aporta grandes beneficios, tanto a los estudiantes como a la escuela y a los propios padres y madres, de este modo evitar conflictos en la escuela.  

Además, diferentes autores argumentan que “La relación colaborativa que debe existir entre la familia y el centro educativo en el que cursan estudios los hijos, es un hecho hoy en día indiscutible en la comunidad científica y en la sociedad” (García, Gomariz, Hernández y Parra, 2010).

Por esta razón, es de gran importancia la colaboración de la familia y de la escuela, además de la interacción educativa y que permita el desarrollo de nuevos esquemas de colaboración entre las partes implicadas. Estos agentes forman dos contextos de aprendizaje de gran consideración en nuestra sociedad, por lo que la colaboración entre estos resulta imprescindible para que exista coherencia en la educación de las generaciones futuras.

Como se explicita en la LOMCE, en el Preámbulo II, “la realidad familiar en general, y en particular en el ámbito de su relación con la educación, está experimentando profundos cambios. Son necesarios canales y hábitos que nos permitan restaurar el equilibrio y la fortaleza entre alumnos y alumnas, familias y escuelas. Las familias son las primeras responsables de la educación de sus hijos y por ello el sistema educativo tiene que contar con la familia y contar con sus decisiones”

Finalmente, podemos afirmar que es necesario impulsar la colaboración de las familias, con las instituciones y con los organismos que faciliten la relación del centro con el entorno, de este modo potenciar un clima escolar que favorezca el desarrollo de los alumnos, al mismo tiempo de desarrollar esa conciencia sobre la importancia de la relación entre las familias y escuelas, con la finalidad de evitar conflictos en el ámbito educativo.

REFERECIAS BIBLIOGRÁFICAS:

García, M. P., Gomariz, M. A., Hernández, M. A. y Parra, J. (2010). La comunicación entre la familia y el centro educativo, desde la percepción de padres y madres. Revista Siglo XXI, 28(1), 157-188. https://www.unir.net/wp-content/uploads/2016/03/Manual-familia-escuela-sociedad.pdf

Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa, Boletín Oficial del Estado, Jefatura del Estado, 295. https://www.boe.es/eli/es/lo/2013/12/09/8

1
1
Dessiré Carretero Pérez

Se necesita que las familias participen en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños y niñas, siendo estas un elemento fundamental en todo el proceso. Se han realizado diferentes estudios de evidencia científica donde se comprueba esta afirmación.
“Si las familias se socializan académicamente se incrementa su seguridad y se convierten en un soporte fundamental en la educación de sus hijos/as, proporcionándoles así herramientas fundamentales para su éxito académico y autonomía (Benner, Boyle, y Sadler, 2016).”
La escuela debe dar un lugar a la participación educativa de los familiares, otorgando mucha importancia a las interacciones para fomentar un mejor desarrollo intrapersonal. Es decir, los niños y las niñas necesitan interaccionar y utilizar el leguaje con personas diversas para desarrollar su propia inteligencia. Debe ser una pieza fundamental en su proceso de enseñanza-aprendizaje.
“El aprendizaje despierta una serie de procesos evolutivos internos capaces de operar sólo cuando el niño está en interacción con las personas de su entorno y en cooperación con algún semejante” (Vygotsky, 1996, p. 138).”
Además de ayudar a la mejora del aprendizaje puede ayudar a evitar conflictos en la escuela ya que si se trabaja la relación colaborativa de todos los agentes educativos mediante el dialogo se pueden conseguir más soluciones, además de generar más confianza entre todos, que es una parte importante para la resolución de los conflictos.
Para conseguir que las familias participen dentro del contexto educativo y en el aula creo que una buena metodología son los grupos interactivos. En estos grupos participan tanto los estudiantes, como los profesores, como los familiares y voluntarios que ayudan a la incrementación de las interacciones y diálogos profundos y críticos que ayudan a aumentar los niveles de aprendizaje de todos los miembros del grupo aprendiendo a convivir mejor.
En conclusión, la colaboración de las familias es necesaria dentro de la escuela, y más en la prevención y resolución de conflictos, ya que si estos participan de manera activa y fomentan el dialogo y la interacción con los alumnos generarán mucha más confianza y distintos canales de comunicación para ayudarles a solucionar cualquier problema que se presente. Por tanto, los centros deben dar un lugar a las familias ya que estas también participan como agentes dentro del proceso escolar.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Medina-Cáceres, GE (2017). Los Grupos Interactivos, una estrategia para aprender más y convivir mejor. Revista Oralidad-es, 3 (6), 18-27. https://revistaoralidad-es.com/index.php/ro-es/article/view/83

 

García, C., Gairal, R., y Gómez, A. (2018). Aprendo para que Tú Aprendas Más: Contribuyendo a la Mejora del Sistema Educativo a través de la Formación de Familiares en Comunidades de Aprendizaje https://www.redalyc.org/jatsRepo/274/27464623004/html/index.html#redalyc_27464623004_ref30

1
angamar2

Hay muchos estudios que afirman que involucrar a las familias en las escuelas no es solamente bueno para el alumnado sino que además es necesario. Tanto las escuelas como las familias son agentes sociales que participan en el crecimiento personal y académico de los niños y niñas, por lo que, se necesita una unión entre estos. Además “ambos agentes repercuten directamente en la capacidad autónoma y de responsabilidad de los niños y niñas y, para que estas se produzcan, se hace necesario que familia y escuela trabajen conjunta y cooperativamente.” (Beatriz de León Sanchez, 2011).

Debemos entender a la educación como un proceso largo que se imparte tanto en las familias como en los centros docentes y en la cual se busca un desarrollo global del niño y de la niña. Basándonos en esto, las escuelas deben aceptar que la relación con los padres y madres del alumnado es necesaria para realizar su función de una manera más efectiva. 

Por otro lado, comprender que los padres y madres son los principales responsables de la educación de sus hijos e hijas por lo que afirmar que la familia no debe involucrarse en el proceso enseñanza-aprendizaje de las escuelas es erróneo pues si que es cierto que las funciones de cada uno de estos agentes es diferente a las otras pero en sus manos está que estas se complementen y creen enlaces positivos y buenos resultados para la educación de los niños y de las niñas.

“Muchísimos autores destacan la importancia de que la educación e instrucción sean procesos de colaboración entre la escuela y las familias y además señalan gran cantidad de efectos positivos sobre los niños/as, los padres y madres, los/las profesores/as, el centro escolar y sobre todo para la comunidad en general.”(Sofía Domínguez Martínez, 2010).

Por tanto, podemos afirmar que la participación de las familias en las escuelas es necesaria para crear un clima favorable en la educación integral del alumnado.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Beatriz de León Sánchez, (2011). La relación familia-escuela y su repercusión en la autonomía y responsabilidad de los niños/as. “XII Congreso Internacional de Teoría de la Educación” Universitat de Barcelona, pág 1. http://extension.uned.es/archivos_publicos/webex_actividades/4440/larelacionfamiliaescuelaysurepercusionenlaautonomiay.pdf

Sofía Domínguez Martínez, (Mayo, 2010). La educación es cosa de dos: La escuela y la familia. Revista digital Temas para la educación, pág 2.   https://www.feandalucia.ccoo.es/docu/p5sd7214.pdf

1
1
SoniaLuque

La afirmación anterior es errónea, realmente ¿siguen existiendo personas que creen que esa es la mejor opción para evitar los conflictos? Existen numerosas evidencias que afirman que las familias y su participación en el centro escolar es un aspecto fundamental dentro del sistema educativo. Ellas tienen un papel esencial en el comportamiento y las actitudes de los niños y niñas, tanto dentro del centro escolar, como fuera del mismo. Aportan numerosos aspectos positivos al proceso de enseñanza-aprendizaje y deben estar presentes de forma activa durante todo el proceso educativo del alumnado.

Si como profesionales, detectamos algún tipo de conflicto, este debería ser comunicado a las familias, puesto que ellas tienen la labor de complementar y reforzar en el hogar lo que fomentamos en la escuela.

Realmente necesitamos que sea posible un cambio de paradigma en cuanto a las relaciones de las familias con las escuelas. Debemos fomentar el intercambio de información y conseguir una colaboración y participación mucho más activa, puesto que a día de hoy, el nivel de participación es mucho menor del que sería deseable.

Desafortunadamente la situación actual no favorece el aumento la participación de las familias dentro del centro escolar, pero también pueden hacerse uso de otros recursos los cuales puedan permitirles participar a través de diferentes medios, como pueden ser las videoconferencias, consultas, cartas…

Deben ser conscientes de que forman parte del proceso y hacen que este sea mucho más positivo y enriquecedor, pudiendo favorecer en gran medida el establecimiento de redes y relaciones de intercambio con la comunidad.

En definitiva, deben ser conocedores de que tienen un papel fundamental dentro de la resolución de conflictos y el establecimiento de un clima escolar favorecedor para todos y todas.

Referencias bibliográficas:

Bolívar, A. (2006). Familia y escuela: dos mundos llamados a trabajar en común. Revista de educación, 339(1), 119-146.

Llevot Calvet, N., & Bernad Cavero, O. (2015). La participación de las familias en la escuela: factores clave. Revista de la Asociación de Sociología de la Educación (RASE), 2015, vol. 8, núm. 1, p. 57-70.

1
1
arantxa_ventura

Antes de comenzar es necesario plantearse qué papel tiene la familia dentro de la escuela, cómo puede participar, por qué es importante su papel, qué contribuciones puede ofrecer a los niños/as. Estas cuestiones son muy importantes para ver que visión se tiene del papel de la familia dentro de la escuela y ver el conocimiento que tienen los padres acerca de su labor para con la escuela. La familia es un pilar fundamental, ya que a través de esta los niños y niñas adquieren sus primeros aprendizajes, valores, aprenden a hablar, etc. Es por esto por lo que la familia y la escuela deben actuar conjuntamente porque no solo la enseñanza de conocimientos depende de la escuela a la vez que no solo el aprendizaje de valores depende de los padres. Ambos trabajan en conjunto y por ello, los padres y la escuela deben comprometerse para la enseñanza completa de los niños/as. 

“Para promover la colaboración y participación de la familia, el objetivo no debe ser las diferencias que existen entre los procesos educativos que desempeñan cada una de estas instituciones, sino justo aquellas características que las unen”. (Belmonte, M. L., Lara, N., Calatayud, A., Galián, B. (2014)).

Según en artículo 132 en su apartado g), tanto de la LOE reformada posteriormente por la ley LOMCE (la cual es una actualización de las leyes educativas para la mejora de esta), se puede ver que lo que se pretende es “impulsar la colaboración con las familias, con instituciones y con organismos que faciliten la relación del centro con el entorno, y fomentar un clima escolar que favorezca el estudio y el desarrollo de cuantas actuaciones propicien una formación integral en conocimientos y valores de los alumnos y alumnas”.

A pesar de todo esto cabe destacar que en ocasiones las relaciones de la familia y de la escuela chocan respecto a ciertos temas ya que no siempre los contenidos que se den o el transcurso de las clases puede ser bien vistas por las familias, lo cual puede conllevar a conflictos. Es por esto por lo que es muy importante implicar a las familias y que seas conscientes de la evolución de las clases y del aprendizaje que se lleva dentro del aula, además de que las familias deben respetar siempre el trabajo del profesorado. 

“La participación de las familias en la educación en general y en la escuela en concreto es esencial, ya que el aprendizaje depende de la correlación de lo que se aprenda fuera y dentro de la institución escolar”. (Ollé, M. F., Carol, M. R. V., & Sánchez, E. D. (2004)).

Referencias:

Belmonte, M.L., Lara, N., Calatayud, A., y Galián, B. (2014). Familia y escuela ¿dos caras de una misma moneda? En P. Miralles, M.B. Alfageme, R.A. Rodríguez-Pérez, Investigación e innovación en Educación Infantil [pdf] (pp. 91-100). Murcia: Editum.

Ollé, M. F., Carol, M. R. V., & Sánchez, E. D. (2004). Dialogar y transformar: Pedagogía crítica del siglo XXI (Vol. 2). Grao. 

BOE.es – Documento BOE-A-2020-17264. (2020). Retrieved 24 February 2021, from https://www.boe.es/eli/es/lo/2020/12/29/3

1
1
isabelarojas13_

La familia es un elemento fundamental en la crianza de cualquier infante, tanto si se involucra en el proceso educativo literalmente hablado que se muestra en las escuelas como en el proceso educativo relacional que se produce desde que el niño nace. Según Scola (2012) la familia es un lugar educativo pero no siempre se dan las condiciones para que dicho lugar educativo pueda proporcionar una educación de calidad o que tenga las herramientas necesarias para producir dicha tarea de manera satisfactoria, de ahí (entre otros muchos motivos) encontramos uno de los mayores importancias que tiene la escuela en la sociedad. 

Independientemente del nivel educativo con el que puedan contar los padres, la familia es la primera escuela de las virtudes sociales (Juan Pablo II, 1981) e inevitablemente, los padres asumen un papel significativo en el proceso de aprendizaje y socialización de los niños (Jadue, 2003). De ahí la importancia que estos se involucren de manera significativa en el desarrollo educativo y el aprendizaje de sus hijos. Si las familias se socializan académicamente se incrementa su seguridad y se convierten en un soporte fundamental en la educación de sus hijos/as, proporcionándoles así herramientas fundamentales para su éxito académico y autonomía (Benner, Boyle, y Sadler, 2016).

Si se quiere superar las desigualdades sociales, se ha de comenzar por comprender la diversidad como algo positivo que nos puede enseñar muchísimas cosas más que algo conflictivo de lo que debemos alejarnos “puesto que no lo comprendemos”. Es claro que cada niño es un mundo así como lo es su familia, pero sino conocemos el segundo, nos será verdaderamente complicado comprender y poder trabajar satisfactoriamente al primero. La familia puede ser todo lo que nosotros hagamos que sea, si trabajamos con ella para que pueda continuar con el proceso educativo (con conocimiento, herramientas, técnicas…) será el mayor aliado para la educación de los niños pero si la apartamos sistemáticamente y la tachamos de conflictiva o indeseada, será mucho más fácil que ese niño eventualmente pueda generar cierto rechazo a la educación o a la institución que criminaliza a su familia. Tenemos evidencia de ello “Diversos estudios en los últimos años demuestran como una mayor participación de los padres en la educación de sus hijos, mejora los resultados que estos obtienen, mejorando también el clima en el que se desarrolla su proceso de enseñanza aprendizaje, ya que las familias pasan a tener un papel protagonista junto con sus profesores en el mismo.” (LUIS MANUEL MARTÍNEZ DOMÍNGUEZ, 2019, pág. 112) y quizás es hora de que nos demos cuenta de que las medidas tomadas hasta el momento han sido insuficientes y es necesario un cambio si queremos mejorar los niveles de asistencia, comportamiento y graduación de los jóvenes españoles. 

Referencias bibliográficas

  • LUIS MANUEL MARTÍNEZ DOMÍNGUEZ. (2019). ESCUELA DE FAMILIAS. Madrid: DYKINSON, S.L. Meléndez Valdés, 61.
  • ALICIA RAZETO (2016). El involucramiento de las familias en la educación de los niños. Cuatro reflexiones para fortalecer la relación entre familias y escuelas. 
  • Juan Pablo II. (1981). Exhortación apostólica Familiaris Consortio, 22 de noviembre de 1981.
  • Bolívar, A. (2006) Familia y escuela: dos mundos llamados a trabajar en común, Revista de educación, 339, 119-146
1
1
Ester

La familia es el núcleo de la educaión, no es toda la educación que influye pero es una parte muy importante para el desarrollo de los niños. Dentro de la familia es donde adquieren las primeras experiencias, vivencias, valores o principios, los padres son los primeros maestros en tema de valores que desarrollarán a lo largo de su vida.
Los padres deben estar informados de lo que se hace en el colegio, deben interesarse por las actividades que sus hijos hacen el mismo, asistir a las reuniones de clase o con el tutor. Si hay una buena conexión entre las escuelas, los padres entenderán mucho mejor el plan de estudios y todos los avances que tengan sus hijos.
Hay comités de la escuela que necesitan a los padres como representantes o ayudando en proyectos escolares. También hay algunos padres voluntarios que colaboran en la oficina escolar, en la cafetería o en las bibliotecas.
La familia ocupa un lugar esencial en la educación; es donde se dan los primeros pasos de enseñanza y aprendizaje sobre los que se construirá la vida personal y social de sus hijos, ¿cómo no van a involucrarse en la escuela?
Una familia con visión participativa en la educación ayuda al niño en el proceso de aprendizaje, mejora su rendimiento escolar y hace que se sienta apoyado.

He recogido algunos consejos para involucrar a la familia en la participación activa en la educación de sus hijos:

Charla de integración familiar. La primera reunión de curso se puede utilizar para concebir la idea que el maestro, los padres y los niños formarán una gran familia en el año escolar en busca de un bienestar común.

Actividades de aula. “Construyo mi historia familiar” puede ser el tema de una actividad para empezar a conocer el entorno del niño en aspectos como los integrantes de la familia, su situación familiar, el trabajo de l­­­­os padres, etc. Luego lo presentará en clase a sus compañeros.

Gymkanas u olimpiadas. Organizar actos deportivos y culturales donde no solo participen los niños, sino que se se incluyan a padres y madres de familia para promover la unión y el trabajo en equipo.

Día de la familia. Planifica un día dedicado a compartir con las familias de los niños. Es una ocasión donde se puede charlar en un ambiente más informal y estrechar lazos de compañerismo entre los padres.

Grupos interactivos de padres y madres de familia donde se fomente el diálogo, se intercambie información, se planteen dudas, consulta de tareas, etc. Se puede crear, por ejemplo, un grupo de WhatsApp.

Contacto diario. La entrada o la salida de alumnos del centro se puede aprovechar para intercambiar información sobre hechos concretos del niño (está enfermo, no durmió bien) que pueden afectar su aprendizaje.

Entrevistas y tutorías. Las entrevistas son reuniones personalizadas en las que los docentes se encuentran con las familias. También servirán a lo largo del curso para la puesta en común de ideas.

Referencias bibliográficas:
Llevot, N., & Bernad, O. (2015). La participación de las familias en la escuela: factores clave. Revista de la Asociación de Sociología de la Educación (RASE), 2015, vol. 8, núm. 1, p. 57-70.

Aguilar, M. D. C., & Leiva, J. J. (2012). La participación de las familias en las escuelas TIC: análisis y reflexiones educativas. Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, 40, 7-19.

1
1
Althusser and Bourdieu’s reproduction model has been scientifically and socially overcome.
Its creator in 1969 (Althusser) already acknowledged that he was writing on the basis of
What educational improvements does Virtual Reality, Augmented Reality, and Mixed Reality bring?
Information and Communication Technologies surround us in the educational world. There is a lot of
Is interreligious dialogue beficial?
The interreligious dialogue has shown to provide links and build bridges among different beliefs, cultural
Children with autism spectrum disorder benefit from interactive learning environments
Communication and social interaction are difficulties faced by persons with autism spectrum disorder (ASD). Therefore,
Intelligence is a fixed characteristic over time that depends mainly on genetics.
I think this is false. Intelligence is something that varies over time and is highly
‘Bystander intervention’ is one of the keys to successful anti-bullying programs.
Not all interventions are effective against bullying. Among the keys to successful interventions is the
Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial
10
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x